ALBILLO REAL

La aireación de los viñedos a casi 900 metros de altura sobre suelos frescos de buen drenaje aportan su impronta. A la casta Albillo Real los sanmartineños la llaman Tempranales, por su pronta maduración.
Las uvas maceran 24 horas en frío, luego se prensan los racimos enteros y se encuban hasta que arranca de forma natural la fermentación con las levaduras de la propia uva, durante tres semanas. Posteriormente, se lleva a cabo una crianza de 6 meses en barricas usadas de roble francés de 300 y 500 litros de capacidad, dónde se realizan batônages en luna llena. Un 30% se elaboró sin sulfitos realizando la maloláctica, aportando al vino mayor clamosidad. Tras el frío del invierno, necesario para la limpieza natural, se embotella sin filtrar ni clarificar.

Descripción

El ciclo vegetativo y de maduración fue el habitual en esta variedad de uva blanca y de ciclo corto (la añada anterior se adelantó 16 días). El estado sanitario fue impecable, dadas las escasas precipitaciones al nal de la primavera y en el verano. La aireación de los viñedos a casi 900 metros de altura sobre suelos frescos de buen drenaje aportan su impronta. A la casta Albillo Real los sanmartineños la llaman Tempranales, por su pronta maduración.

Doble vendimia para alcanzar en todos los racimos la madurez perfecta; primer pase seleccionando los racimos más maduros y expuestos, tras 6 días segundo pase. Vendimia manual nocturna con focos, para evitar las horas de calor en este mes.

Parcela: “El Pañuelo”, “El Andrinoso” y “Las Pasaderas”, viñedos plantados en los años 30 y 40 , viticultura ecológica.

Vinificación: se realiza separada por parcelas. Las uvas maceran 24 horas en frío, luego se prensan los racimos enteros y se encuban hasta que arranca de forma natural la fermentación con las levaduras de la propia uva, durante tres semanas. Posteriormente, se lleva a cabo una crianza de 6 meses en barricas usadas de roble francés de 300 y 500 litros de capacidad, dónde se realizan batônages en luna llena. Un 30% se elaboró sin sul tos realizando la maloláctica, aportando al vino mayor clamosidad. Tras el frío del invierno, necesario para la limpieza natural, se embotella sin filtrar ni clarificar.

Producción: 7.633 botellas.

Otros datos de interés

Las Moradas de San Martin ubicadas en el municipio de San Martin de Valdeiglesias, en la vertiente madrileña de la Sierra de Gredos a 870 metros de altitud, un paraje único de alto valor medioambiental, en la zona especial de protección de aves (zepa 56) al suroeste de Madrid. A su alrededor, 21 ha. de viejos viñedos de Garnacha y Albillo de secano y cultivados en orgánico, asentados sobre un suelo de na grava de origen granítico, con bajos rendimientos de uva y en un clima austero.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close